Enfrentarse al amianto y los riesgos que conlleva en el lugar de trabajo

7 Mar

Amianto riesgos

María Martínez Amianto riesgosLlevo más de 20 años ejerciendo como abogado laboral en Murcia, y en todos estos años he tenido varios casos de trabajadores afectados por el amianto y los riesgos que conlleva en el ejercicio de su actividad laboral.

Evolución en la normativa.

En la actualidad la regulación del amianto, su normativa es muy clara al respecto, pero no ha sido siempre así. Es cierto que el conocimiento sobre la relación entre el amianto y el cáncer ha ido creciendo con el paso del tiempo y actualmente se ha establecido una correlación clara entre ambos.

Al ser relativamente moderna la normativa al respecto, es todavía más importante que en otras materias el contar con un buen abogado especialista que tenga conocimiento y, sobre todo, la experiencia adecuada para enfrentarse con garantías de éxito a cualquiera de los casos que se puedan dar.

No es infrecuente, sobre todo al principio del cambio legislativo, el encontrarse con empresas que no se habían adaptado al mismo de forma adecuada. A menudo me encuentro con medidas laborales adaptadas “a medida” que en nada respetan a los trabajadores ni a la legislación. Como en todo, no todas las empresas son iguales ni se toman la seguridad laboral de sus trabajadores con el mismo respeto e importancia.

amianto riesgos

Hay que protegerse ante lo que es el amianto y los riesgos que conlleva. Porque el amianto es una sustancia tóxica que produce graves e irreversible daños en las personas cuando trabajan con él a lo largo del tiempo. El amianto libera un polvo que al ser respirado daña gravemente los pulmones, provocando cáncer y una larga serie de enfermedades pulmonares.

Por todo ello, es de gran importancia que la normativa se respete y se cumpla en las empresas que trabajaban con esta sustancia. Los trabajadores y las asociaciones sindicales han tenido que de defender y vigilar el efectivo cumplimiento de todas y cada una de las medidas laborales que hacían referencia a la seguridad y la salud de los trabajadores en las empresas que en su día trabajaban con esta sustancia.

Amianto riesgos: Un ejemplo significativo.

Me gusta poner un ejemplo claro en estos temas. Los primeros casos que tuve eran de manual. Todavía me acuerdo de Jorge G.P. que con 56 años de edad fue diagnosticado de cáncer de pulmón. Jorge G.P. había trabajado durante varios años en una fábrica en la que se manipulaba el amianto como materia prima. Sin embargo la empresa no le atendió de forma adecuada, no haciéndose cargo de la enfermedad como enfermedad laboral.

Ante la impotencia y el desamparo con el que se enfrentaba, Jorge G.P. buscó un abogado especialista en estos temas y así fue como me encontró. Se presentó una mañana en mi despacho con su historial médico y su vida laboral. Había trabajado desde los 18 años hasta los 30 manipulando de forma directa piezas industriales hechas en amianto.

Y de la documentación que me aportó resultaba patente que la empresa no había implantado ninguna de las medidas que la ley exigía entonces en su totalidad. Según la dirección de la empresa, nunca habían tenido un caso de cáncer en sus instalaciones. En concreto alegaban las concesiones administrativas y distintas licencias y permisos que tenían, todos ellos anteriores a la entrada en vigor de la nueva regulación.

amianto riesgos de una sustancia toxica

Por mi parte, constaté que la variedad de cáncer que tenía Jorge G.P. era una de las más comunes que reconocía la Organización Mundial de la Salud en su informe de amianto y riesgos. Así las cosas, realizamos las pruebas médicas conducentes a certificar la causa de la enfermedad, que no era otra que el continuo contacto directo que había tenido Jorge G.P. con el amianto en su lugar de trabajo.

De la misma manera constaté que la empresa no había cumplido de forma efectiva ninguna de las medidas de seguridad laboral a las que estaba obligada por ley. Tampoco había dado la formación necesaria a los trabajadores. Contacté con la empresa para tratar de llegar a un acuerdo y les expuse llanamente que la enfermedad de Jorge G.P. tenía su origen en las condiciones de trabajo que había tenido. Igualmente les trasladé que había constatado su falta de celo y en las medidas en defensa de la salud de los trabajadores.

Tras todo esto la empresa hizo una oferta de indemnización de 50.000 €. Más allá de la indemnización, la gravedad de las consecuencias que la falta de observancia de las medidas a aplicar produjo a Jorge G.P. eran, en todo caso, irreversibles.

Todo ello hizo que le aconsejara entablar juicio contra la empresa para defender sus intereses y conseguir la máxima indemnización posible.

Finalmente la empresa fue condenada a pagar a Jorge G.P. una indemnización de 217.000 € lo que suponía 167.000 € más de lo que le habían ofrecido en un principio.

Tras lo expuesto, resulta obvia la importancia de acudir a un abogado especialista cuando un trabajador ha sufrido las consecuencias de la exposición al amianto en su trabajo. Tampoco hay que tener miedo a la reclamación, ya que los Jueces y Tribunales conocen que las consecuencias del contacto directo con el amianto suelen manifestarse con 30 años de retraso. No hay que conformarse ni quedarse con la primera oferta que a uno le hacen, hay que defender hasta el final todos los derechos que un trabajador tiene. Para todo ello profesionales como yo estamos a su servicio.

Maria Martinez

Maria Martinez

María Martínez obtuvo licenciatura en Derecho. Una vez diplomada decidió cursar especialización en Derecho Penal, Derecho Civil y Derecho Sanitario. Su formación como legalista multidisciplinar y su más que sobrada preparación y experiencia la capacitan para resolver todo tipo de delitos contra las personas, patrimonios y bienes; reclamaciones y pleitos por desahucios, inhabilitaciones y querellas; acuerdos con entidades aseguradoras; daños y perjuicios por accidentes y negligencias sanitarias, responsabilidad médico/sanitaria, etc.
Maria Martinez

 (Admito clientes además de poblaciones como: Totana, Águilas, Mazarrón, Molina del Segura, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *