Separación con hijos: cómo actuar

10 Abr

Separación con hijos

Sandra Serna Separación con hijosDesde que se legalizaron la separación y el divorcio en nuestro país en el año 1982 es más que habitual en nuestras ciudades observar a un padre o una madre con los hijos el fin de semana. Cuando existe una separación con hijos, son los niños, más que los padres, quienes salen perdiendo de verdad. Lo principal es que ambos tengan como causa común el que los niños continúen creciendo felices.

Pero, ¿qué hay que hacer cuando un matrimonio o una pareja toman la decisión de separarse? Hay dos aspectos primordiales y distintos que deben ser tenidos en cuenta. Por un lado, el ámbito legal, y por otro, el aspecto psicológico.

En cuanto a la significación legal, es fundamental diferenciar entre la separación y el divorcio. Lo habitual es no distinguirlos, cuando en realidad son diferentes jurídicamente: la separación no termina con la unión matrimonial, mientras que el divorcio sí. Una persona separada judicialmente no puede volver a casarse, sin embargo, una persona divorciada sí. De igual modo, si dos personas separadas se reconcilian no es necesario que contraigan de nuevo matrimonio; lo opuesto sucede en caso de divorcio. Por otro lado, conviene también explicar que la separación no tiene por qué ser previa al divorcio. Así, una persona puede separarse o divorciarse, o bien, puede separarse y más tarde divorciarse. También es posible una separación con hijos sin estar casados.

Procedimiento

Mi recomendación, una vez se tomado la decisión de separarse, es ir a un abogado de divorcios. Él, como especialista en la materia, le aconsejará, guiará y defenderá siempre sus derechos en este tipo de procesos.

La separación puede realizarse de común acuerdo o de forma contenciosa. La primera, más sencilla, rápida y barata, debe ser solicitada por uno de los dos consortes (con el consentimiento del otro) o por los dos. Con anterioridad habrán acordado un convenio de separación matrimonial con hijos, que contendrá la regulación sobre a quién se le atribuye el uso de la vivienda habitual, la guarda y custodia de los hijos, el pago de alimentos y/o pensión y la liquidación del régimen de gananciales. Dicho convenio deberá ser ratificado en el Juzgado y, normalmente, el Juez dará por bueno lo acordado, salvo que entienda que los menores pueden correr algún riesgo.

Separación con hijos

Si no hay acuerdo entre los cónyuges, será el juez quien decida tras la celebración del correspondiente juicio. Acudirán personalmente ambos junto con sus respectivos abogados y procuradores. Si hay niños menores intervendrá el Ministerio Fiscal, y si tienen la suficiente edad, podrán ser oídos. Tras el mismo, el Juez sentenciará estableciendo el divorcio y un convenio regulador para que sea cumplido por ambas partes. Los cónyuges, si no están de acuerdo, podrán interponer recurso contra dicha sentencia ante la Audiencia Provincial, aunque mientras se resuelve dicho recurso es eficaz y válido lo establecido por el Juez.

¿Qué opciones existen para regular una separación con hijos

Las medidas que se pueden adoptar en estas situaciones son casi infinitas y moldeables a las necesidades y características de cada caso. De cualquier forma, las esenciales y más habituales serían las siguientes:

  • Guarda y custodia de los hijos menores: quién se quedará a cargo de los hijos. Hasta ahora venían siendo las madres quienes deseaban quedarse con los niños, si bien hoy en día es más frecuente que haya padres que deseen asumir esa responsabilidad.

  • Patria potestad: la tendrán ambos progenitores, debiendo adoptar de forma conjunta todas las decisiones importantes que surjan en la vida de los menores.

  • Pensión de alimentos: se trata de una cuantía mensual destinada a ayudar o sufragar los gastos de los menores. En una separación o divorcio con hijos la pensión deberá ser abonada por el progenitor que no se quede a cargo de los hijos. La cantidad dependerá de muchos factores, pero principalmente tanto de la capacidad de ingresos del que tiene que abonar la pensión como del nivel de vida que los menores tenían antes. Asimismo, esta cantidad se actualizará todos los años de acuerdo con el IPC (índice de precios al consumo), que marca el nivel aproximado de vida del país.

  • Gastos extraordinarios: normalmente serán abonados a partes iguales por cada uno de los progenitores. Aquí se incluyen los gastos farmacéuticos que excedan de los ordinarios, gafas, lentillas, ortodoncias, libros y material escolar, etc…

  • Régimen de visitas: puede ser tan extenso como deseen los progenitores u otorgue el Juez. No obstante, el mínimo habitual es el de fines de semana alternos desde las 19:00 horas del viernes hasta las 20:00 horas del domingo, recogiendo a los menores y retornándolos al domicilio donde residan. También la mitad de todos los periodos de vacaciones escolares de Semana Santa y Navidad, así como un mes en verano.

  • Uso de la vivienda y ajuar familiares: será siempre en beneficio de los hijos y, por tanto, le corresponderá dicho uso al progenitor que tenga la custodia de los menores.

Separación con hijos pequeños

Hace seis meses se presentó en mi despacho Iván U. G., exponiéndome que llevaba casado desde hacía 10 años con Ainhoa P. G., que tenían dos hijos, de 8 y 4 años respectivamente, que la relación entre ambos no iba bien desde hacía tiempo y que quería separarse. Le informé sobre los pasos a seguir y los derechos y obligaciones que como padre de esos menores debería asumir.

Separación con hijos pequeños

Días después me puse en contacto con su esposa, Ainhoa P. G., para comunicarle la decisión tomada por mi cliente. Cité a ambos en mi despacho, y tras una larga conversación entre todos me solicitaron que iniciara los trámites para una separación de mutuo acuerdo.

Me parece éste un buen ejemplo para demostrar que, cuando los cónyuges buscan asesoramiento acerca de una separación o un divorcio, buscar un abogado experto tiene muchas ventajas: tendrá en cuenta los intereses que puedan afectarle, resolverá sus dudas legales y judiciales, adecuará los acuerdos a la legalidad vigente y negociará con la otra parte (el otro cónyuge), buscando siempre lo mejor para su cliente y los hijos de éste.

Mi amplio conocimiento de estos problemas me permitió abordar este asunto con el máximo rigor y tacto, haciendo posible una separación rápida, sencilla y barata (unos 1.500€ menos que si hubiera sido contenciosa, aunque el ahorro puede llegar a ser superior, entre 2.000€ o 3.000€>).

Sandra Serna

Sandra Serna

Sandra Serna, se licenció con mención especial en Derecho, decidiéndose por la especialización en Derecho de Familia, Derecho Sucesorio y Derecho Procesal. Con una intuición innata para la abogacía se muestra una legalista eficaz y solvente, de perfil analítico y crítico, en temas de diversa naturaleza gracias a su sólida formación tales como: herencias, patrimonios intestados,derechos sucesorios, otorgamiento de bienes, indemnizaciones por maltrato, abuso o explotación, etc.
Sandra Serna

(Dando servicio a municipios como: Yecla, Cartagena, Águilas, San Pedro del Pinatar, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *