Testamento vital Murcia:el gran desconocido dentro del ámbito sucesorio.

11 Mar

Testamento vital Murcia.

Testamento Vital Murcia - Salvador PinoEl Derecho sucesorio constituye uno de los ámbitos más relevantes y amplios de los que engloba nuestro Derecho Civil, y ello impide conocer al ciudadano de a pie todas y cada una de las instituciones que esta materia engloba. Pues bien, sin duda alguna una de las figuras más desconocidas es, en nuestro caso, la del testamento vital en Murcia.

En muchos casos se acude a la figura del abogado de herenciasa fin de obtener el asesoramiento adecuado cuando de la realización de un testamento se trata o, por ejemplo, de la defensa de las estipulaciones establecidas en el testamento por parte del difunto cuando se discute su validez, incluso ante los Juzgados y Tribunales.

Pero en otros casos no se atiende a la necesidad de contar con el abogado experto a la hora de realizar un testamento vital, y la causa es más que evidente: la mayor parte de las veces ni siquiera se sabe que esta figura existe y, por tanto, mucho menos su contenido, requisitos y alcance.

Es más, la conciencia popular hace que, en más ocasiones de las que el lector se pueda imaginar, llegue a confundirse el término de “testamento” con el de “testamento vital”, como si se tratara de la misma cosa. Al fin y al cabo,prácticamente cualquier persona entiende, al menos básicamente, en qué consiste un testamento, esto es, la disposición que de sus bienes hace una persona para ser llevada a cabo una vez se produzca su muerte. Simplemente se obvia el término “vital”, como si nada añadiera o fuese una reiteración.Nada más lejos de la realidad.

¿Qué es el testamento vital en Murcia?

El testamento vital es una institución en sí misma, reconocida en nuestro ordenamiento jurídico con una significación, contenido y alcance propios. Por testamento vital se entiende, esquemáticamente, aquel acto plasmado por escrito en virtud del cual una persona establece su voluntad en orden al futuro tratamiento médico a recibir o, en caso de fallecimiento, el destino de su cuerpo y órganos, para el supuesto de que en tal momento fuere incapaz de manifestar su voluntad.

Testamento Vital Murcia

Soy consciente de que muchos lectores se habrán sorprendido al ver la definición de testamento vital, simplemente por el hecho de que desconocían que tal situación fuera posible, pero así es. Se trata de que el propio testador establece las condiciones para disponer, podría decirse, de una muerte digna, mientras goce de una lucidez que, puede presumirse, no tendrá en un futuro más o menos inmediato.

El testador establece cuáles serán las condiciones en que habrá de producirse su muerte, ya que se prevé que, a causa de una enfermedad que provoque una condición física o mental incurable o irreversible, o por cualquier otra causa, no pueda expresar su voluntad conscientemente en los momentos previos a aquellos en los que su fallecimiento es inevitable.

Tales disposiciones, si están efectuadas con arreglo a Derecho, deben ser respetadas por familiares y personal médico, a cargo de la persona que se encuentre en dicha situación, cuando se trate de decidir lo mejor en unos momentos tan críticos. Y quién mejor para decidir sobre ello que la persona que sufre tales padecimientos cuando todavía se encuentra con la capacidad, la voluntad y la lucidez necesarias para ello.

No hay que confundir el concepto de testamento vital con el de eutanasia. Este último hace referencia a supuestos en los que se acelera el fallecimiento de un paciente que sufre padecimientos incurables. Ambos supuestos son diametralmente opuestos, y no digamos su alcance, contenido e implicaciones legales.

Contenido y regulación legal.

Una vez aclarado el concepto de testamento vital,habrá que determinar sus requisitos de validez. En primer lugar, quien efectúa dicho testamento vital lo hace en pleno dominio de sus facultades y de su capacidad jurídica y de obrar, no siendo admitido el realizado por quien se encuentra incapacitado judicialmente o incurso, de hecho, en cualquiera de las causas de incapacitación admitidas.

En segundo lugar,el testador ha de concurrir libremente en el momento de la realización del acto, es decir, no ha de existir condición alguna, coacción o limitaciones a la voluntad de cualquier otro carácter. Y, finalmente, el contenido de dicho testamento vital ha de ser elaborado por escrito y no puede ser contrario a Derecho (una cosa es permitir la voluntad del testador o la obligación de respetarla, y otra muy diferente es admitir pronunciamientos ilegales).

La regulación legal del testamento abierto se lleva a cabo a través de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. En ella se utiliza el concepto de “documento de instrucciones previas” como sinónimo de “testamento vital”.

La Ley establece así un régimen general para todo el país, haciendo que se deban cumplir los mismos requisitos, ya se trate de realizar un testamento vital en Cataluña, un testamento vital en Euskadi o un testamento vital en la Comunidad Valenciana, por poner tres ejemplos.

División de bienes en el testamento vital en Murcia

Se regula, además, la constitución del Registro nacional, en el que deben consignarse los testamentos vitales realizados en España,que permite y regula registros propios de las diferentes Comunidades Autónomas. Estas, por su parte, facilitan en muchos casos del testamento vital modelos para facilitar su realización por parte de los interesados.

Supuesto práctico: ahorro de dinero y de quebraderos de cabeza.

A mi despacho en Murcia acudió Ramón V. L. con un asunto en el que, sin perjuicio de mi profesionalidad, no pude por menos que conmoverme. Ramón V. L., de 42 años, me contó que recientemente le habían diagnosticado cáncer de colon (dos meses atrás) con ocasión de un chequeo rutinario. Tan avanzada se encontraba su enfermedad que su esperanza de vida era de entre 10 meses y un año desde que acudió a mi despacho.

Ramón V. L.sabía que su deterioro físico en los próximos meses sería evidente y quería informarse acerca de si era posible cumplir, de alguna forma legal, sus deseos para cuando el momento se acercara: no quería que sus constantes vitales se mantuvieranartificialmente, pero sí que sus órganos válidos fueran donados, y que cuando el desenlace fuera inminente, en cuestión de 24 horas, fuese trasladado a su domicilio para descansar en paz allí, rodeado de sus familiares.

Como profesional en la materia mi obligación básica es el conocimiento de la Ley, y la norma que regula esta materia en la región de Murciaes el Decreto 80/2005, de 8 de julio, que promulga el Reglamento de Instrucciones Previas y su Registro. Las opciones que dicho texto legal permite son: la realización del testamento vital ante el funcionario encargado del Registro en cuestión para, posteriormente, su incorporación a este; la firma ante Notario; y la firma ante tres testigos con capacidad suficiente.

Ramón V. L. eligió la primera de ellas. Yo mismo redacté el documento, contacté con el Registro de Instrucciones Previas a fin de consignarlo y envíe copia para su revisión. Por supuesto, acudí con Ramón V. L. a la firma de dicho documento, a fin de que no existiera preocupación alguna por su parte.

En casos así parece difícil valorar la intervención del abogado experimentado, puesto que no existen cifras evidentes que mostrar, pero valga de ejemplo que en mi carrerahe visto familias enfrentadas a la hora de decidir qué hacer con los restos de un familiar muy querido o, por ejemplo, con sus órganos.

He llevado en mi despacho casos de denuncias de hermanos contra hermanos, por haber permitido unos la donación de los órganos de otros hermanos tras la muerte de estos. El último de ellos se saldó con un gasto de
8.450€ del pleito, que, a mi juicio, no merecen la pena.

Llevar a cabo un testamento vital en Murcia por quien prevé su muerte no resulta, como es lógico, agradable, desde luego, pero hasta en esos momentos no dudo de la conveniencia de contactar con un abogado experto en la materia a fin de evitar quién sabe qué perjuicios posteriores, así como asegurarse la tranquilidad de que su voluntad va a ser cumplida fielmente hasta el último momento.

Salvador Pino

Salvador Pino, luego de licenciarse en Derecho, ejerció por un tiempo como Ayudante Titulado en Ciencias del Derecho y Jurídicas, realizando doctorado en Responsabilidad Civil, Derecho de Daños y Seguros, además de recibir una exquisita formación en casos de accidentes de tráfico, así como laboral y de Derecho Familiar. Cuenta con una larga trayectoria profesional en la que ha sabido posicionarse como un destacado letrado. Su ámbito de acción más representativo está vinculado a querellas civiles y laborales, negociación empresarial, derechos del trabajador, tramitación de compensaciones y ayudas de carácter general, etc.
Salvador Pino

(Admitimos clientes de: San Javier, Yecla, Mazarrón, Jumilla, Molina del Segura, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.